lunes, 26 de junio de 2017

Ohh,lo siento Señor!

Señor, le he fallado, sí, y por eso me he flagelado; mis deseos son ardientes y mis pasiones no acordes con lo que Usted de mí pretende.
Despierto entre sudores, mis sábanas hechas agua, ya no puedo controlarlo, el demonio me ha tomado.
Merezco un castigo, eso bien lo sé, y lo acepto sin lamentarlo
tal vez no le sirvan mis excusas, ni los motivos que me han llevado
a no ser más esa esclava suya que tanto ha propiciado
mis rezos, mi actitud servil y ese látigo que cada noche, me recuerda que he pecado.
Pensándolo mejor, tal vez he decido que este diablo que me habita
después de todo me ha dado dicha, no me cuestiona, ni me mortifica; no se avergüenza cuando siento, cuando palpo, cuando vibro.
Hoy le anuncio, Señor mío, que me revelo contra su tiranía, me despojo de estas vestiduras, me asumo como mujer que hoy mira, siente, piensa y se dignifica, y es seguro cualquiera de estos días, lo miro a los ojos y un guiño de los suyos me da una cómplice bienvenida ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier persona puede comentar....siempre con respeto!!